viernes, agosto 18, 2006

Faro del paraíso


"Que no haya sueños que se queden pendientes,
que la vida es una sombra que se ejerce...
Si quisieras mirarte en mi para verte,
me voy a vivir al faro del paraíso"
Faro del paraíso. Carlos Chaouen



Existe un lugar donde la carretera pierde su nombre alejado del mundanal ruido, en el que se pueden divisar las estrellas en el cielo. No es fácil hallarlo, incluso puede suponer una odisea. Se trata de encontrar un oasis en pleno desierto. Para ello debes seguir la estela dibujada por las estrellas. Una vez alcanzado te sientes transportado a otra época y lugares. Desde el mismo instante en que cruzas su umbral te invaden miles de deseos, ilusiones, espejismos y embrujos a través de sus jardines, fuentes, aromas, velas, músicas, pavos reales, té…
El morito me pierde y en el morito me encuentro. Constituye mi faro del paraíso ¿Te apuntas a la aventura? Sólo tienes que cruzar la puerta.

Fotografía, El morito, 11 de diciembre de 2005. Bruixot
Paranoias nocturnas. Bruixot, 18 de agosto de 2006

9 comentarios:

Bohemia dijo...

Interesante invitación, perdona pero me he quedado extasiada mirando las cortinas....jejeje

Besos

bita dijo...

y quien podria rechazar una invitacion asi!! apuntame que yo quiero ver y sentir todo eso y más!!
besitos!!

Anónimo dijo...

Creo que soy la tercera que se apuntaría encantada a esta invitación ;)
Y si no te molesta, te añadire a mi lista de blog, porque me gusta todo lo que leo por aquí. muaaaaak

Tharsis
http://mientrasvivimos.blogomundo.com

amelche dijo...

Creo que he estado alguna vez en ese sitio que describes y, sí, está un poco perdido y alejado de la carretera. Es como un lugar secreto y misterioso.

síl dijo...

sabes, en estos dos viajes he encontrado dos faros del paraíso... uno me recuerda al morito (aunque, debo ser la única que ha ido a Elche y no lo ha visitado... así que, encantada me sumo a la invitación)...
pues eso, que uno es precisamente el pueblo de ChefChaouen en Marruecos, tomando un te a la menta... y el otro, es una roca de Otahisar en Turquia desde donde se ven unos atardeceres rojizos que quitan el estres y el hipo...
lastima q mis faros esten tan lejos... tendre q seguir buscando!
besos

pd. perdon por no poner tildes, no se q le pasa a mi teclado

bruixot dijo...

Pues el lugar existe. Me comprometo a llevaros.

Un besito

amelche dijo...

Sí, ¿cómo no llevas a la gente? :-)

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

oh! quiero encontrar ese lugar donde la carretera pierde su nombre alejado del mundanal ruido, en el que se pueden divisar las estrellas en el cielo..paz...tranquilidad..llévame, y hoy más que nunca lo necesito, créeme...

bruixot dijo...

núria, cuando quieras te muestro el camino, estoy seguro de que encontrarás aquello que necesitas.
Animitos