viernes, noviembre 10, 2006

Mitos y leyendas del camino


Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Cantares. Antonio Machado


Durante mi estancia en el camino, pese a todo lo escuchado, he de decir que no me topé de bruces ni con las meigas, aunque haberlas haylas, ni afortunadamente con la Santa Compaña. Sin embargo, si lo hice con otro ser mitológico de esas tierras gallegas. Fue así de repente, nada más terminar el descenso del alto do Cebreiro, como surgió perdida entre la niebla la abuelita de la leche frita. Iba vestida con sus harapos, acompañada con un plato en una mano y un azucarero en la otra. Con su voz tenue nos asaltó en medio del sendero para ofrecernos unas tortas de leche frita, que venían a ser unos crepes de leche.

Al requerir nuestra atención, detuvimos nuestro paso para observar esa exquisita ofrenda.

- ¿Queréis unas tortas de leche frita?
- ¿Cuánto le tenemos que dar?
- La voluntad.

Un simple cruce de miradas con M., que portaba el fondo común, fue suficiente para claudicar ante la anciana. Sin embargo, dentro del monedero sólo se encontraba suelta una pieza de dos euros. Al notar el preciado metal en la palma de la mano la vieja respondió:

- “Esto es más de la voluntad”. Rápidamente agitó el azucarero sobre otro par de tortas que permanecían en el plato y nos las ofreció. Repetimos. Puedo decir que a esas alturas de marcha resultaron ser la pócima necesaria para vitaminarnos y llegar a nuestro destino sin carencia de energía.

Como bien pude verificar en los foros, perdón en los libros de antaño, y con antiguos peregrinos, “la vieja de la leche frita” forma parte de los mitos y leyendas del camino. Pero ésta si que es un mito viviente.

Foto, cualquiera que se lo proponga puede hacerlo.
Entre Cebreiro y Triacastela. Bruixot, 25 de septiembre de 2005

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay pero que rica estáaaaaaaa. En Córdoba cuando voy la suelo comprar, y es que me encanta! eso y las gachas... mmmmmm que antojazo ;)
Tharsis

amelche dijo...

A ver si me encuentro yo una viejecita de esas un día de estos... :-)

Aylandara dijo...

Algo de mágico hay en la leche frita. En mi familia hay toda una historia sobre ese dulce manjar y mi querida abuelita Marisa.

Cada vez que la cuentan, observo que mami se emociona. (Ella es incapaz de volver a hacerla. Le salía riquísima).
Ahora fui yo la emocionada al leer en tu blog esa asociación.

La vida es una caja de coincidencias.

Yo la tomo con "canela" y azúcar. Y no es coña. ;-)
Un besito.

Missing dijo...

mmm... qué rica hacen las abuelas la leche frita!! que añoranza me está entrando... o será morriña? por tierras del camino sin duda lo sería.
Besos.

bruixot dijo...

tharsis, habrá que probar las gachas y leche frita cordobesa para que se nos quite el antojo. Debe estar muy rico.

amelche, está bien porque constituyen una fuente de avituallamiento en la nada. Aunque al final todo se convierta en un negocio...

aylandara, me alegro de la asociación. Aquí no tenemos por costumbre tomarla, pero estaba muy rica. Y con canela y azúcar debe estar deliciosa.

missing, bienvenida a este espacio, espero que disfrutemos contigo y lo pases tú bien aquí también. Cuanta añoranza por el camino...yo también tengo ganas de volver.

Gracias por vuestras letras, surten el mismo efecto que unas buenas tortas camineras.

Un besito

Gacela dijo...

Qué buena historia!!

Nunca me he animado a hacer el camino, pero a veces leo trocitos de gente que lo ha hecho y me entran las ganas, aunque sea de hacer una parte. Por lo que contáis, suele ser una experiencia inolvidable y muy enriquecedora... y eso, es como si se me abriera el apetito y las ganas :-)

Xy dijo...

Pues a mí la leche frita no es que me atraiga mucho, de hecho no me atrae nada, la leche es superior a mí; pero el camino... mmm... que recuerdos guardo del camino! Viaje imprescindible para todos, aperndes, convives, disfrutas y te enamoras de Galicia sin duda ;)

Beistos

Bohemia dijo...

Que maravilla...yo quiero hacer el camino...

Negra Murguera dijo...

Me da muchísima curiosidad el Camino. No para hacerlo, sino para saber este tipo de cosas.
Cuando leí Iacubus (el libro de Matilde Asensi) creí que eso solo pasaba en los libros, o que en estos años se había perdido mucho de eso, pero descubro gratamente que no es asi :D

riojanita again dijo...

enanooooooooooooooo :P

deberias hacerte un fotolog porque se me olvida pasarme por aki y cada vez que vengo tengo un monton por leer

ayer me acorde de ti porque vi un documental sobre los niños de madres presas, decian que en la carcel (al vivir con ellas dentro) se ponian mas veces malos y eran menos alegres... y entonces mi cerebro hizo chask!! y empezo a ver AZULOSCURO dsd otro punto de vista... tiene un punto egoista lo que me parecia tan bonito...

pues eso que me apetecia contartelo jaja que le echo a ustede d menos, hace mucho que no hablamos

besitoooooooooooooooos

bruixot dijo...

gacela, muchas gracias por tu visita, espero lo pases bien por aquí. Como bien has dicho es una experiencia muy enriquecedora a la que te animo a tomar parte.

xy, te doy la razón en todo lo que dices. Bueno la leche frita de la vieja estaba rica...además después de una larga jornada, estaba mejor.

bohemia, visto el interés mostrado por todo el mundo, el año que viene hacemos un blogocamino.

negra murguera, hay muchas historias que se consevan y son realidad...la gente autóctona te las suele enseñar. Ese mismo día un señor nos paró para enseñarnos un castaño milenario...y por donde nos podíamos subir para hacernos la mejor foto. Era enorme.
Aunque tambien es cierto que está cogiendo un ámbito comercial. Pero bueno hay que saber apreciar los mejores momentos los más auténticos.

riojanita again, ya tengo un blog con fotos...que ya es bastante. Los pobres niños son los que sufren una situación con la que se han encontrado. Quizás Paula tuviera una visión egoista. También le puteaban en aquellas celdas...pero viva AOCN. Que haya muchas más!!

Besitos y gracias por vuestras huellas en el camino :-)

Tina dijo...

me parece una historia preciosa.
Este año frustré mi camino en bici por el urro, pero en cuanto pueda, me escapo y lo hago.

Espero tu asesoramiento.

Petons.

bruixot dijo...

tina, seguro que a la próxima lo haces verás. Estaré encantado de intercambiar vivencias contigo.

Petonets