lunes, abril 30, 2007

A veces escribo cartas


Cartas que me dijesen cosas bonitas,
como que vendrás a maullarme
de contraseña en la madrugada
bajo mi ventana, bajo mi ventana
En los árboles- El último de la fila

Tal día como hoy, hace exactamente diez años que empecé a escribir cartas con gente del extranjero. Siempre tuve la idea en mente pues me fascina tanto la geografía como conocer a gente de otros lugares con quien compartir inquietudes y aprender de su cultura. Pero no fue hasta que terminé el instituto cuando algo temeroso me decidí a embarcarme en este proyecto principalmente para no perder mis conocimientos de inglés. En este aspecto he de decir que me ha ayudado bastante. Por otro lado la experiencia me ha resultado muy gratificante.

Diez años dan para muchas cosas. Durante este tiempo han ido y venido muchos penpals. Podría contar mil historias, alegrías, tristezas, anécdotas, encuentros,.... y los que me quedan aún por vivir. A pesar de tener menos tiempo libre para dedicarme a ello, aún sigo igual de ilusionado cada día cuando entro a casa y abro nervioso el buzón. Que sensación tan grata es encontrar una carta, o mejor que el buzón las vomite al suelo de tantas que son :-).

¿Y qué tal la gente? Pues hay de todo tipo como la vida misma. Pero es una experiencia muy buena que recomiendo a todo el que le guste el intercambio cultural y a su vez practicar un idioma.


Foto, una pequeña muestra de estos años



En los árboles - El útimo de la fila

11 comentarios:

Milady dijo...

Y cuando has tenido un día desastroso y llegas casa y ves una carta de un amigo que vive léjos y se ha acordado de ti. La verdad es que con los mails se ha perdido un poco la emoción de las cartas, tanto del que las envía como del que las recibe. Así que habrá que seguir enviando cartas. Muy chulo tu blog. Volveré.

amelche dijo...

¡Ufff! No se me había ocurrido nunca poner en el pasillo las cartas que tengo por ahí guardadas (y algunas que he tirado también, porque, si no, ya me tenía que salir de casa por falta de espacio). Muy buena idea sí, ¡reivindiquemos el arte epistolar!

Aylandara dijo...

Resulta gratificante recibir noticias, comprobar que alguien pensó en ti y quiso enviarte unas líneas. Creo que el medio es lo de menos. Aunque la letra auténtica, siempre estará por encima de las "máquinas".
Voy a decirles a los Héroes que te escriban ;-)
Un besito.

Fossil dijo...

Hecho de menos escribir cartas.. me encantaba hacerlo pero poco a poco fui perdiendo las excusas para hacerlo y ahora ya no me queda a quien molestar.. Me encantaba esmerarme con bolis de colores, recortes de revistas, papeles alegres, un poco de perfume para las romanticas, meter todo tipo de cosas dentro como pulseras, muñequitos, cds de musica.. he mandado tantas tantas pero he recibido unas pocas menos razon por la que perdí entusiasmo y se acaba por dejar de hacerlo...
Has conseguido una foto mu chula.. un collage de recuerdos de los que a mi me gustan.. Un saludo!

Fossil dijo...

Echo de menos es sin hache.. lo se!! ufff... tal vez por errores tan gordos la gente dejo de escribirme.. jajajjaja

Milady dijo...

¡¡¡Pero bueno!!!
Qué alegría encontrar a un hermano termestino. Pues sí todo sigue igual ya sabes, el duro, el orumi, los barracones,jeje. Lo malo es que este año no se yo si se podrá excavar, por problemas de burocracia, etc. No obstante haber si algun día nos encontramos en La Venta y nos tomamos un orumi juntos. Sí que es pequeño el mundo bloguero, sí. Seguiré viniendo por aquí. Un besote.

bruixot dijo...

milady, muchas gracias por tu visita. Bienvenida a este espacio!
Es cierto, los mails son muy fríos, no se puede palpar la proximidad de la otra persona, al releer parece que no es lo mismo. Son tiempos difíciles, pero donde se ponga una carta que se quite el email. Lo único que le aventaja es en la rapidez.

Yo también me alegro de encontrar otra "picadora" :-).Con respecto al orumi, yo era una excepción. Sólo me bebí uno el primer día y otro el último...y es que no suelo beber. Si jugaba al duro y perdía me dejaban endosárselo a alguien :-) que curioso el mundo de los blogs, con lo difícil que es llegar a Tiermes que está en el culo del mundo y mira que coincidir por aquí.;-)

amelche, yo conservo todas las cartas de estos diez años. Las tengo separadas en cajas por años. En la foto sólo puse las de tres años, así es que imagínate todas las que he recibido y escrito durante este tiempo. El otro día mientras las revisé para colocarlas me iban y venían miles de recuerdos y decía "si esto lo viví ayer". Que rápido pasa el tiempo!

aylandara, que una persona comparta parte de su tiempo contigo, bien en una carta, en un post, no tiene ningún valor, por eso siempre me he sentido privilegiado por ello y lo agradezco muchísimo. Los héroes...esos no creo que me escriban ni carta, ni email.:-)

fossil, pues según cuentas por tus modelos de carta debías ser una penpal fantástica. Y eso de que no tienes a quien molestar es falso. Primero porque no creo que molestes a nadie con una carta, todo lo contrario. Por otro lado si quieres te puedo ayudar a encontrar a gente. Sólo tienes que decírmelo. Estaré encantado de ayudarte. Y no te preocupes por la ortografía. Lo más importante se escribe con el corazón.

Teses y papeles protagonistas

síl dijo...

en mi viaje al perú he tenido la suerte de poder conocer a una amiga que hice por carta, cuando era miembro del pen club y me escribía con una decena de personas de alrededor del mundo... es algo realmente especial... hace ya más de 10 años pude conocer a una uruguaya que vino a visitar barcelona y se hospedó en mi casa... ahora he sido yo la hospedada en casa de una "amiga por carta"...
me alegra ver gente que sigue cogiendo papel y boli para comunicarse... yo, me he vuelto demasiado despistada :(

un besote

bruixot dijo...

sil, que grande! Me tienes que contar como fue ese viaje. Yo he conocido a tres en persona. Aunque han sido encuentros breves, pero han merecido la pena. Aunque seguro que en el futuro seguiré recibiendo/visitando a más. Aish que es eso de ser despistada :-)

Un besito

Bohemia dijo...

Wow...que de recuerdos, yo también estuve más de una década escribiéndome con amigos del extranjero y bueno, es una experiencia tan enriquecedora que desde luego se la recomiendo a todo el mundo...ASí que te imaginarás la cantidad de cartas guardadas que tenía...un volúmen considerable...Cuantas madrugadas me pasé escribiendo en soledad y a la vez nunca me sentí sola...Que maravillosa sensación encontrar en el buzón la carta de un amigo...wow!!

Besos con matasello...

bruixot dijo...

bohemia, muy buenos recuerdos, bueno yo aún sigo y cada vez que recibo carta o me escribe alguien nuevo sigo ilusionándome.

Un besito postal