martes, abril 01, 2008

Sueño de una noche de primavera


Y así fue de repente como me encontré a Paco en un plató televisivo. Sí, bien plantado sostenía el micrófono con su mano derecha mientras aproximaba sus labios para reproducir un sonido gutural más nítido y potente. Defendiendo los colores de la insignia nacional, era uno de los cuarto finalistas del festival de Eurovisión. Su pase a semifinales se dilucidaría en una eliminatoria a vida o muerte contra el representante de Andorra. Pero allí no se hallaba Paco solamente. No sé si sería por el efecto de la Guinness o por ser el patrón nacional, pero como representante irlandesa y cantado en castellano, estaba Patricia, elegida también entre las ocho mejores voces del continente. ¿Por qué sorprenderse? Eurovisión es de todos.

A Paco no le sienta muy bien la fama, mas bien intenta evitarla. Le animo a que no desfallezca ni abandone el proyecto. Se encuentra a dos pasos de la meta. Estoy seguro de que pasará a la siguiente ronda. !Seré amigo de un semifinalista de Eurovisión!
Pero necesita evadirse de tanta presión mediática. Decidimos viajar a ninguna parte, allí donde el aire fresco es capaz de revitalizar la mente de ilusiones nuevas. Siente confianza conmigo, hasta tal punto que me deja conducir su cochazo. Temeroso, dudo en hacerlo y conduzco muy lentamente evitando cualquier mínimo riesgo que pueda provocar un siniestro. Pero mi falta de pericia como conductor así como el autobús que cruzó la mediana interponiéndose en mi camino, provocaron mi salida forzosa a la cuneta, dando una vuelta de campana.

"Si es que no sabes conducir este coche" - añadió mi madre que nos acompañaba en el asiento trasero.

Ilesos salimos del mismo. Le damos la vuelta y lo sacudo con mis manos como si fuera una camisa. En un periquete desaparecen todas las manchas y posibles rayaduras. Así de rápido y sencillo....teniendo amigos en Eurovisión todo es posible!


Foto, un invernadero estonio. Bruixot, 20 de agosto de 2007

7 comentarios:

CUCALELLA dijo...

Estuve en estonia al empezar la carrera. Fue una experiencia única. Todos no tenemos una amigo en Eurovisión. ;-)Besitos

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

esto va en serio?! por lo de eurovisión animo para tu amigo...que guay tener un amigo ahi metido...pero lo del coche..mmm! deja de conducirlo por dios!! jajaja

amelche dijo...

¡Qué cosas se te ocurren! Esa furgoneta, más bien, me recuerda a la de Miss Pequeña Sunshine que a un cochazo. :-)

arda dijo...

jejej qué divertida anécdota!!!

;D

bruixot dijo...

cucalella, Tallinn o quizás Tartu, ciudad universitaria por excelencia. Yo visité este verano ambas, aunque pasé más tiempo perdido en medio del bosque sin apenas civilización. Que relax, sobre todo tras pasar un día de New York, Toronto a la Estonia profunda. ¿Te gustó Estonia? A mi me encantó. Aquí puedes encontrar más info:

http://cuentospolares.blogspot.com/2007/11/ma-armastan-sind.html

nuria, soñando todo es posible, comenzar, terminar, hacer cosas malas poder subsanarlas en cualquier momento, no arrepentirse de ello...soñar es gratis. Eso sí mejoraré mi conducción la próxima vez :)

amelche, que grande Pequeña Miss Sunshine, a mi también me recuerda a la de Scoby Doobi Doooo! ;)

arda, son paranoias inconscientes, y por ello divertidas. Qué sería de nosotros sin ellas?

Besitos

Missing dijo...

Te has olvidado de contar cuando paré yo con mi ferrari rojo brillante para ver si estábais heridos o necesitábais enfermera.
No es por echarme flores pero creo que de no haber sido por aquel tranquilizante que llevaba en mi botiquín de emergencia tu amigo no habría pasado a la siguiente ronda...
Besos ;)

bruixot dijo...

missing, no me olvidé de ello, si no es por tí ahora mismo no estaría delante de la pantalla. Pero que pedazo ambulancia conducías no? :) Un besito