jueves, diciembre 01, 2005

La sirena varada


Extendida sobre la arena permanece la esponjosa toalla verde. De un tamaño tan grande capaz de albergar varias personas en su interior, en su lomo aparece un bolsillo desplegable portador de los pequeños objetos preciados. Sentada sobre ella, observa el batir de las olas. Le produce una sensación de paz interior. Se convierten en espuma difundiendo esencia de salitre. Aparecen y desaparecen, vienen y van creación y destrucción, todas movidas por una fuerza inconsciente como la vida misma, movido todo por círculos.

Las horas de la vida de Lucía se consumen en la orilla del mar. Le agrada observar a la gente caminar. A veces se levanta y juega a pisar las huellas del resto de personas sobre la arena. Las persigue, esperando que le lleven a ese paraíso utópico que siempre ha soñado. Otras veces saca una revista y comienza a leerla. Por las tardes es más aficionada a los libros que siempre lleva ocultos en el macuto que le acompaña. En ocasiones la naturaleza le obsequia con el vuelo sosegado de gaviotas perdiendo su mirada en el horizonte. Otras con un escarabajito que sale de entre las dunas queriendo ser protagonista al marcar su rastro en la arena.. La perfección de los granos. Siempre la arena. Para ella lo es todo. La ama. Pero lo que más le gusta hacer es coger un puñado con la mano y dejar que todos los granos se escurran entre los dedos.Una y otra vez repite el mismo ejercicio. Una sensación de libertad e independencia le recorre todo su cuerpo.

La gente de la playa piensa que es una sirena que está esperando a que su Ulises o Neptuno venga a rescatarla en su balsa de madera y juntos puedan emprender ese ansiado viaje a Itaca o surcar los mares coralinos del sur. Otros la tienen por una persona extraña, bohemia, que ha perdido su sentido. Los que han visitado su casa dicen que está cubierta de caracolas, que le transmiten ese sonido marino cuando se ausenta de la costa. Sin embargo para ella ese es su sitio de veraneo, todos sabemos donde pasa el resto del año.



(Foto Genova2 por cortesía de Cascabel. http://cascabell.deviantart.com/gallery/ Gracias)
Paranoias nocturnas.Bruixot 1 de diciembre 2005

1 comentario:

Ruthy dijo...

" Y esta noche el amor va disfrazado de sirena,
Creo que me he vuelto a enamorar un poco,
Gilda ya se quitó los guantes de seda,
siento la brisa del mar si te toco, solo si te toco"