viernes, octubre 27, 2006

De Madrid al cielo


Calles de Madrid, noche del sábado.
Tiene suficiente para no dormir.
Calles de Madrid. Quique González

Corría el verano de 2002 cuando realicé mi primera incursión por la capital de España, siempre y cuando descartemos Barajas como visita a Madrid. Es curioso como se puede pisar antes el Círculo Polar Ártico que la capital de tu propio país.
La estancia fue breve, apenas duró tres horas mientras esperaba el enlace de otro autobús que me llevaría como decía la canción camino Soria, o mejor dicho a un pueblo remoto de dicha provincia a participar en un campo de trabajo. En esos momentos sería el segundo en el que tomaría parte tras el de un pueblo de Teruel. Sufrí verdaderas odiseas para arribar a ambos, y os preguntaréis ¿Qué fuerza imanada es la que mueve a este hombre a elegir campos de trabajo en las provincias menos pobladas? Sinceramente no sé, fue fruto de la casualidad, aunque puedo gritar bien alto que Teruel existe y Soria ya. Gracias a ellos he disfrutado de sus encantos.

Retomando el hilo de la cuestión, no podía desaprovechar esas breves horas que me brindaba la ocasión para conocer la capital. Allí iba yo todo orgulloso con mis planos fotocopiados y mi mochila viajera cual Labordeta trotamundos.

Primer parada. El Retiro. Era uno de mis destinos soñados. Parque impresionante para los foráneos, en el cual enseguida comencé a no sentirme cómodo, pues los negritos aparecían por cada rincón y me llamaban. “chsss chss..” y yo me hacía el longui, dando media vuelta sin poder disfrutar de aquel entorno bucólico. ¿Sería que ligué en el Retiro? Ante esta situación opté por una Retirada rápida.

Segundo parada. Puerta del Sol. La verdad es que no encontré el km0, pese a que lo busqué. En posteriores visitas me resultó decepcionante. Pero divisé el oso y el madroño. Para una vez que voy no podía pasar por alto inmortalizar ese gran momento. Aprovechó la ocasión para decirle a un chico que pasa que me haga una foto. No contento con la osadía, le pregunto donde puedo ir a comer. Él me responde que suba por la calle Montera que hay buenos bares, lo que yo no sé que clase de comida es la que se refería este chico.

En esa primera visita, pese a que fui andando desde Retiro a Sol, me dio tiempo a visitar el Palacio Real, los jardines de Sabatini y Plaza Mayor. Incluso sobreviví sin errar en el metro. Días más tarde, al contar mis peripecias a la gente del campo, los madrileños se reían de todas estas aventuras, de mi ingenuidad y de que la visita podía haber terminado peor. Sin embargo me volví con la mochila llena de anécdotas.

Desde entonces he ido unas cuantas veces. He visitado muchísimos sitios más y la gente dice que me se orientar bastante bien.


Foto, una retirada a tiempo es una victoria. Retiro, 17 de junio de 2006
Paranoias nocturnas, bruixot 27 de octubre de 2006

11 comentarios:

Lilith dijo...

La próxima siempre será la mejor :)

Aylandara dijo...

Digan lo que digan, Madrid siempre será una ciudad con encanto. Yo en ella, he vivido grandes momentos.

Hay rincones sorprendentes y miles de posibilidades. Es multiracial y multicultural. Madrid no duerme, es un lugar que bulle y acoge.

En la plaza de la Paja, hay un sitio llamado "Delic", que prepara el mojito y la tarta de chocolate con nueces, más impresionantes que he probado en mi vida.

Madrid tiene duende, la próxima vez que vayas, avisa, que igual me meto en tu maleta. ;-)

Un besito.

amenabitar dijo...

A mí madrid me cae bien... No es tan dificil como parece :P

bruixot dijo...

lilith, siempre se descubre algo nuevo en una ciudad llena de tanta oferta y recursos. No sé si será la mejor, pero estoy seguro de que absorberé cosas y momentos interesantes. Para ello necesitaré una buena guía ;-)

aylandara, es cierto Madrid es una ciudad que tiene duende, con mucho encanto pero a su vez capaz de asfixiar y respirar, de estresar y relajar por el ritmo de vida que lleva. No conozco el sitio que indicas, ni la plaza, habrá que visitarlo en la próxima huida. Por supuesto que tienes hueco en la maleta, está llena de compartimentos para todo el que quiera apuntarse.

amenabitar, no digo que sea difícil, si hasta un pueblerino sabe llegar a los sitios solo. Aunque es cierto que con la ayuda de la gente autóctona siempre se aprende mucho más y te acercan al verdadero espíritu de la villa.


Besitos viajeros :-)

Xy dijo...

Gata de nacimiento.
Sangre madrileña y soriana corren por mis venas.
Gallega de corazón.

¿Curiosa mezcla, no? :)

Beistos

PD: cuando vengas a Madrid avisame, seguro que te mueves mucho mejor que yo :S (nadie se cree que sea de aquí, y es que soy un poco torpe para moverme... :( )

Anónimo dijo...

He pasado este fin de semana en Madrid, sin Retiro, con Km 0, y con un pedazo de concierto de Nacho Vegas que ha dejado una huella imborrable.
El cielo no está más cerca de Madrid.. sino de los momentos que se vivan. Besos chiquillo

Tharsis

bruixot dijo...

xy, me acuerdo en navidades de uum 2004 que pasé por el Calderón y creo que ponía "gato no se hace, se nace". Tienes buen mestizaje en las venas! Hasta Soria. Estuve en Tiermes un verano.
Mi sangre también anda algo mezclada entre andaluza y valenciana. No lo dudes cuando vaya a Madrid te avisaré y seguro que aprendemos nuevos lugares, más por tu parte claro.

tharsis, jo que suerte. Estuve en la Galileo viendo a los 5tristes tigres hace ya un año. La verdad es que Madrid tiene mil lugares para perderse, aunque como bien indicas todo lugar depende de los momentos que se vivan y de con quien se vivan.


Besitos capitalinos

Gacela dijo...

Qué pena que te llevaras una sensación agridulce del Retiro!! Es mi rincón favorito de esta ciudad a veces demasiado grande a la que le falta el mar... siempre consigue arrancarme una sonrisa, o hacerme cantar a coro con alguno de los que se llevan la guitarra y las canciones al parque, o llenarme de ideas que garabatear en algún trozo de papel sentada en el césped... a mí me encanta :-)

bruixot dijo...

gacela, el Retiro me encanta y siempre es visita obligada cuando voy a Madrid. Ojalá todas las ciudades tuvieran un parque como ese para disfrutar.
Lo único es que la primera vez que fui, no sé si por el hecho de ir solo o por ir de pardillo no me dejaron disfrutarlo como me hubiera gustado. Pero el Retiro me encanta.

Un besito y gracias por tu aliento.

Natàlia dijo...

Me trae grandes, hermosos y tristes recuerdos esta ciudad....Sin duda, Madrid me dejó marcada:)
Por cierto, hoy actúa Quique Gonzalez!!;)

bruixot dijo...

natàlia, re bienvenida a este espacio. Como bien dices Madrid es una ciudad que marca y siempre trae recuerdos. Aunque para los que vivimos fuera pueda resultar por momentos un poco estresante. No sé si vives allí, pero fuiste al concierto de Quique? En Madrid...creo que no lo he visto. No, aunque he ido a varios conciertos. Yo este finde estoy enfrascado con los cantautores en el certamen que hay en Elche. La semana que viene me iré a ver a Nacho Vegas :-)

gracias por tu visita. Un besito